Las crisis se enfrentan con más participación

Cabo de la Vela o de basuras?
enero 14, 2018
Los triunfos que alegran.
enero 21, 2018

En el actual debate electoral se percibe fácilmente en la ciudadanía una tendencia a preferir la abstención y a no participar en la decisión de elegir Congreso. Mala opción. Quedará en manos de quienes utilizan mañas y dinero la posibilidad de hacerse elegir. Es decir, que llegarán al Parlamento quienes puedan corromper al elector.
La opinión pública no puede generalizar. En casi todas las listas que ofrecen los distintos partidos o movimientos políticos para las elecciones del 11 de marzo existen candidatos serios, honestos, capaces y responsables. Es necesario buscarlos y sufragar por ellos. Ahora bien, si la ciudadanía quiere ser coherente con su indignación no debe aceptar dádivas ni dinero a cambio de su voto, ni permitir que sus líderes los vendan al mejor postor. La corrupción comienza cuando permitimos que nos paguen por el voto. Quien invierte tanto dinero para hacerse elegir, es porque definitivamente piensa llegar a esas dignidades a recuperar su inversión.
Dentro del partido Liberal, mi partido, he decidido acompañar con mi voto a dos excelentes candidatos: ÓmarHoyos Agudelo (L-19) al Senado y Carlos Mario Mejía, cariñosamente llamado el Flaco Mejía (L-110) a la Cámara. En primer lugar son personas jóvenes, que aspiran por primera vez al Congreso de la República y que presentan una muy buena hoja de vida. En los cargos que han ocupado se han desempeñado con eficiencia, sabiduría, lealtad, responsabilidad y honestidad.
Ómar tiene una experiencia administrativa amplia y comprobada. Fue director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, gerente del Desarrollo Vial Aburrá Norte y secretario de Movilidad en la administración anterior. Eso le asegura un conocimiento serio de lo que es la administración pública y nos garantiza a sus electores que llegará al Congreso a cumplir una labor digna y ejemplar. Tiene el respaldo del concejal de Medellín Fabio Humberto Rivera y su equipo de trabajo, que han representado dignamente a la ciudad capital del departamento. Lo respalda además el equipo político denominado Liberalismo Socialdemócrata, que fundara Eugenio Prieto Soto y que ahora orienta el diputado y presidente del Directorio Departamental, doctor Luís Carlos Ochoa. Muchos liberales independientes se han unido a su lucha política por una curul para Senado, la más significativa la del doctor Juan Manuel Galán, actual senador de la República y quien no aspira a su reelección. Grupos de ciudadanos de Bucaramanga, Cundinamarca, Caldas y en la Costa Atlántica le han anunciado su intención de acompañarlo. Es pues, Ómar Hoyos, una buena opción dentro del partido Liberal.
Carlos Mario Mejía, dentro de las listas a la Cámara por Antioquia, es otro excelente candidato. Joven, como ya lo dije, sin experiencia en el Congreso, pero con amplia experiencia en la administración pública en cargos en la Procuraduría, la Contraloría, Área Metropolitana, asesor jurídico y diputado de Antioquia y concejal de Medellín, desde donde tomó parte activa en decisiones importantes para nuestra región, como cuando acompañó al gobernador Guillermo Gaviria en la creación de la empresa MANÁ, que tanto beneficio ha traído a los niños de Antioquia. Tiene igualmente los respaldos de los equipos del concejal Fabio Rivera y del liberalismo Socialdemócrata y de amplios sectores de la opinión pública.
Tiene pues Antioquia en estos dos jóvenes promesas una brillante oportunidad de elegir gente buena y de contribuir a la renovación del Congreso. También queda demostrado que sí existen candidatos para participar y ayudar a elegir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *