Los triunfos que alegran.

Las crisis se enfrentan con más participación
enero 16, 2018
Anécdotas de juventud
enero 28, 2018

Me dirán que no debería utilizar el artículo de opinión para resaltar éxitos de personas o instituciones cercanas a mí. Lo hago porque es un reconocimiento a un antioqueño y a un centro universitario nuestro.
A finales del año anterior el joven Andrés Felipe Giraldo Rendón, abogado recién egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma Latinoamericana, recibió del Ministerio de Educación Nacional un diploma con el siguiente contenido: “República de Colombia. Ministerio de Educación Nacional. (—) Otorga el reconocimiento mejor Saber Pro a Andres Felipe Giraldo Rendón. (—). En el grupo de referencia Derecho. (—) Por obtener el mejor puntaje nacional en el Examen de Estado de Calidad de la Educación Superior – SABER PRO – 2016. (—) Bogotá D.C. 29 de noviembre 2017 (Fdo.) YANETH GIHA TOVAR. Ministra de Educación Nacional”. Además, el mismo abogado recibió una condecoración con la leyenda “Los mejores en Educación”.
Andrés Felipe Giraldo fue durante sus estudios de Derecho un estudiante serio, estudioso, consagrado, cumplidor de su deber y profundamente compenetrado con la formación que estaba recibiendo. Sus compañeros de estudio y profesores lo reconocen como destacado estudiante y como persona sociable, leal y muy humana. Su consagración en el pregrado lo llevaron a obtener los puntajes que lo hicieron merecedor al reconocimiento que le hizo el Ministerio de Educación Nacional.
Este notorio logro de Andrés Felipe constituye para la Universidad Autónoma Latinoamericana un espaldarazo a su consolidación como sobresaliente centro de formación superior. La Facultad de Derecho obtuvo la calificación de programa acreditado en alta calidad ​en 2012, otorgada por las autoridades educativas colombianas, calificación que le fue renovada por cuatro años el año pasado.
Esta evidencia contundente, es un mentís a una dudosa categorización universitaria que fue publicado el año pasado, basada supuestamente en resultados de pruebas Saber Pro y que sin justificación calificó mal a meritorios y acreditados centros universitarios. En su debida oportunidad me ocupé desde estas columnas de ese asunto que no merece más atención.
Los antioqueños nos alegramos con este reconocimiento, porAndrés Felipe y por la Universidad Autónoma Latinoamericana de Medellín, porque es la concreción de la idea de los fundadores, hoy hace 51 años. Ellos sembraron los ideales y después de titánicos esfuerzos, hoy ven los resultados en una edificante realidad.
Notícula. El intento del gobierno nacional por apropiarse de recursos propios de los departamentos es no solamente un despropósito, sino una imprudencia de marca mayor. ¿Qué se hicieron los consejeros de la Casa de Nariño? Bien por el reclamo oportuno que ante semejante desaguisado hizo el doctor Luís Pérez Gutiérrez, Gobernador de Antioquia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *