La SAI, ¿incapaz y retrógrada? (EL MUNDO)

La Convención Liberal
diciembre 1, 2013
Cosecha conservadora (EL MUNDO)
diciembre 15, 2013

Por: Ramón Elejalde Arbeláez

En comunicado de noviembre pasado, la Sociedad Antioqueña de Arquitectos e Ingenieros SAI, dijo que la construcción del Parque del Río Medellín es muy costosa e inviable desde el punto de vista de la ingeniería, que las actuales redes de aguas residuales de Empresas Públicas son inamovibles, y que es mejor construir vías para mejorar la movilidad de la ciudad.

Si la SAI tuviera razón, sería una pésima noticia para los habitantes del Valle de Aburrá: habríamos de renunciar a recuperar el río Medellín y tampoco podríamos disfrutar de espacio público en ese sector.

Con respeto por la ingeniería antioqueña que cuenta con muchos virtuosos y excelentes pioneros de grandes obras, no le creo a las directivas de la SAI. Nuestra ingeniería está en capacidad de hacer túneles al lado de los ríos y hasta debajo del mar. Son muchas las experiencias exitosas en el mundo en construcción de vías subterráneas, tanto vehiculares como férreas, cerca de ríos o en presencia de niveles freáticos: New York, Sidney, Frankfurt, Madrid. También en Santiago de Chile con la costanera norte y en Lima en la vía al parque Rímac. En Cartagena se recuperó terreno del mar para construir una autopista soterrada, el anillo vial de Crespo, actualmente en construcción; 600 metros de vía fueron soterrados en la orilla del río Cali, recuperando todo un bulevar en su superficie; son muchos los túneles construidos por Empresas Públicas de Medellín debajo de los ríos para hacer los embalses.

Si estos argumentos no bastaran, el gerente de aguas de Empresas Públicas de Medellín, en artículo publicado en El Colombiano el pasado 29 de noviembre, señaló que el Parque del Río es un proyecto riguroso, perfectamente realizable y que la ingeniería tiene resueltas todas las eventuales dificultades de construcción.

Parece que algunos dirigentes del gremio de arquitectos e ingenieros se contagiaron de politiquería y deciden acusar de incapaces a sus propios miembros para torpedear un proyecto de desarrollo sostenible, claramente realizable, rigurosamente estudiado, de interés social y suficientemente financiado. ¿Será  que algunos de ellos quieren repartir entre todo el gremio su incompetencia revelada en hechos que todos conocemos y que por dolorosos no voy a mencionar?

Estos dirigentes de la SAI proponen construir vías en la ciudad para los carros, mientras que el Parque del Río propone espacio público para la gente. En el diseño arquitectónico ganó la propuesta de un parque botánico  con vías vehiculares soterradas más ágiles y eficientes, complementadas con sistemas de movilidad sostenible, con 34 quilómetros de ciclo rutas y extensos senderos, con 12 puentes peatonales que permitirán recorrer a pié la ciudad, para que el río y las autopistas adyacentes dejen de ser barreras que dividen la ciudad, y se conviertan en punto de encuentro y de unión para los habitantes de este hermoso valle.

La SAI está de espaldas al mundo y a las nuevas realidades. Ciudades muy importantes en Europa han cerrado vías vehiculares y las han reemplazado por parques y vías peatonales; recientemente en París fue eliminada la autopista Les Berges y fue reemplazada por un sendero con equipamientos culturales y deportivos.

En definitiva, mientras las sociedades actuales quieren ciudades sostenibles y habitables, algunos dirigentes de la SAI nos hablan de ciudades para más carros y mayor contaminación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *