Cosecha conservadora (EL MUNDO)

La SAI, ¿incapaz y retrógrada? (EL MUNDO)
diciembre 8, 2013
El renacer liberal (EL MUNDO)
diciembre 21, 2013

Por: Ramón Elejalde Arbeláez

A pesar de las dificultades del partido Conservador reflejadas en  los resultados de las encuestas y de la profunda división infligida por el Centro Democrático del doctor Álvaro Uribe, el partido de Caro y Ospina tiene en Antioquia el privilegio de que eximios dirigentes suyos encabezan ellos o sus aliados, por lo menos, tres listas a la Cámara de Representantes.

La lista oficial del conservatismo tiene al frente al doctor Germán Alcides Blanco, un dirigente de ese partido vinculado a la casa Suárez Mira. La lista del Centro Democrático o movimiento político del expresidente Uribe, tendrá en los cuatro primeros renglones a reconocidos militantes del partido Conservador. Son ellos: Oscar Darío Pérez, Santiago Valencia, Regina Zuluaga y Federico Hoyos y finalmente, la lista liberal queda encabezada por John Jairo Roldán, un obsecuente seguidor de la Casa Suárez Mira en Bello. En las pasadas elecciones parlamentarias John Jairo apoyó con su cauda liberal bellanita a Olga Suárez Mira y recibió como retribución de esta familia, el respaldo en una votación importante para consolidar su aspiración al Congreso. Además, el grupo liberal (¿ ! ?) de Roldán en la pasada contienda electoral para escoger candidato a la Alcaldía de Bello, copó el aval liberal para un amigo de su causa, candidato que posteriormente renunció para apoyar al candidato conservador de la familia Suárez.

Para el liberalismo antioqueño es evidente el juego que hace años hace John Jairo Roldán con el partido en Bello, menos para el jefe único del liberalismo, doctor Simón Gaviria, quien carece de la comprensión lectora, y también de la observadora. También es bueno consignar que en los primeros catorce renglones de la lista liberal al Senado, no aparece un solo dirigente antioqueño, como si no contribuyera con más del  10% de la votación nacional. La cabeza de lista a la Cámara por Antioquia y la exclusión del Departamento de los primeros renglones del Senado, demuestran las escasas simpatías del doctor Simón Gaviria por el liberalismo antioqueño. Además el desconocimiento a las directivas departamentales fue visible y ostentoso.

El conservatismo también tendrá otra cosecha bien importante en el proceso de selección natural de su dirigencia: los grandes jefes, los caciques conservadores como Luis Alfredo Ramos, Fabio Valencia, Juan Gómez, Oscar Darío Pérez y otros, abandonaron físicamente su partido abrazando las tesis del Centro Democrático. Como es lógico, un grupo de jóvenes deben encabezar sus listas, que se unirán a otros nuevos dirigentes, para producir un saludable remozamiento conservador. Allí están personas como Nidia Marcela Osorio, Juan Diego Gómez, Nicolás Albeiro Echeverri, Martha Cecilia Ramírez, Germán Blanco, César Eugenio Martínez, Carlos Zuluaga y Horacio Gallón, que unidos a Carlos Mario Montoya, Director del Área Metropolitana y Carlos Andrés Trujillo, alcalde de Itagüí, serán las figuras relevantes del conservatismo en esta primera parte del Siglo XXI.

Finalmente es bueno dejar en claro que se equivocan quienes creen que la votación del partido Conservador en las próximas elecciones será igual a lo que muestran las encuestas. El conservatismo es un partido muy rural, donde ha afincado su fortaleza. Además las encuestas para Senado y Cámara nunca han sido exitosas en nuestro medio, por aquello de los nichos electorales, donde muchas veces no llega el encuestador.

Pero es obvio que la aparición del Centro Democrático le traerá más dificultades y disminución electoral a partidos como el Conservador y el de la U.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *