Un merecido reconocimiento

!Basta ya! Ni uno más
junio 23, 2019
Universidades con bajas matrículas.
julio 6, 2019

El gobernador Luís Pérez Gutiérrez decidió ponerle el nombre de Guillermo Gaviria Echeverri al túnel del Toyo, actualmente en construcción y en una sentida ceremonia con asistencia de la familia Gaviria Correa, encabezada por doña Adela Correa, el gobernador oficializó su decisión.
Este será el túnel más largo de Colombia, que unirá por entre la montaña, a los municipios de Giraldo y Cañasgordas al occidente de Antioquia y tendrá una extensión de 9,84 quilómetros. Este hecho histórico acercará a Medellín con Urabá y hará urgente y necesaria la construcción del puerto que se planifica en esta rica región colombiana.
La financiación del túnel es un esfuerzo económico del Departamento de Antioquia que aportó la suma de 780.000 millones de pesos, la ciudad de Medellín con un aporte de 520.000 millones de pesos y de la Nación que ha dispuesto de 530.000 millones de pesos. Es la primera vez que una ciudad capital asume un esfuerzo económico de tal naturaleza en una obra regional, distante de sus fronteras, pero indudablemente de enormes beneficios para todos, incluyendo a Medellín.
Guillermo Gaviria Echeverri fue el primero en visionar el túnel y la importancia de éste. Cada que circulaba por la vía al mar, era sagrada su parada al frente a donde él concebía la boca de entrada al túnel, cerca al municipio de Giraldo. Cuenta su hijo, el doctor Aníbal Gaviria Correa, en una entrevista para el periódico EL MUNDO publicada el 31 de enero de 2018 que: “Hace más de 45 años, en nuestros viajes a Frontino, mi padre desde Manglar ya nos empezaba a mostrar por dónde debería ser la boca del túnel que evitaría la subida hasta el boquerón del Toyo y así conectar mejor a Medellín con Urabá y a Colombia con el mundo”, frase que confirma el ritual que el doctor Gaviria ejecutaba cada que pasaba por el sitio.
El nombre de Guillermo Gaviria Echeverri a esta obra, quizás una de las más importantes en materia de vías que se hace en Antioquia, es de justicia para quien no solo ideó, difundió y defendió la necesidad de la obra, sino para con un empresario que luchó por el desarrollo de Urabá y el occidente antioqueño. El gobernador Luís Pérez, en la inauguración de las obras del túnel en enero de 2018 dijo acertadamente: “A la primera persona que yo escuché con atención hablando de este proyecto, hace muchos años, fue al doctor Guillermo Gaviria Echeverrí. Qué hombre tan grande para la ingeniería de este país. Siempre fue un visionario para nuestro departamento y hoy, con orgullo, podemos materializar ese sueño en el que se ha venido trabajando con mucho esfuerzo”. Este reconocimiento de la primera autoridad del Departamento coincide con el clamor de su hijo Aníbal, expresado en la entrevista ya citada a este importante medio de comunicación y refiriéndose al hecho de que el túnel llevara el nombre de su señor padre: “Una forma de reconocer una vida de compromiso con Urabá, occidente, Antioquia y el país. Un trabajo incansable desde distintos frentes, especialmente la ingeniería, para lograr la comunicación, la proyección y la prosperidad de estas regiones”.
Señor Gobernador: Nada más justo que este reconocimiento a un hombre superior como lo fue Guillermo Gaviria Echeverri, quien en materia de luchas por la carretera al mar se iguala en gestas a las de don Gonzalo Mejía, monseñor José Joaquín Arteaga y San Julián, Julio César García, Gustavo White Uribe, Vicente Duque y otros prestantes antioqueños, obvio, cada uno en su época y en las necesidades de la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *