Martha Lía Giraldo de Hernández

Lo peor está por llegar
abril 4, 2020
He observado …
abril 19, 2020

Hace ocho días nos abandonó definitivamente la prestante dama antioqueña, Martha Lía Giraldo de Hernández. Fue Martha Lía un ser excepcional, de virtudes que la hicieron descollar en su región en campos como la educación, la política y las actividades cívicas y culturales. 

Les mostraré a mis lectores la clase de mujer que perdimos los antioqueños a través de una actividad a la cual le dedicó Martha Lía las mejores horas de sus últimos años, la famosa tertulia que todos le dimos su nombre para reconocerle a esta dignísima dama todo lo que hizo para sostenerla vigente por cerca de veinte años.

La Tertulia Martha Lía Giraldo comenzó reuniéndose en la casa del matrimonio que ella tuvo con el reconocido arquitecto Oscar Hernández Paucar, por los inicios de la década del noventa del siglo pasado, siempre a la hora del almuerzo y una vez en forma mensual

Invitó la anfitriona a dirigentes políticos y cívicos de todas las tendencias ideológicas. Allí disfrutábamos de amenas discusiones entre Bernardo Trujillo Calle, Guillermo Gaviria Echeverri, Lavive Rebage de Álvarez Sergio de la Torre Gómez, Raúl Zapata Wallicer, Luis Guillermo Agudelo Ceballos, José Alvear SanínEvelio Ramírez Martínez, Luis Pérez Gutiérrez, José Obdulio Gaviria, Teresita Mejía de Agudelo, Jesús Vallejo Mejía, Martha Lía Giraldo de Hernández, Oscar Hernández Paucar y Ramón Elejalde Arbeláez. Hasta julio del año 2002 la casa de Martha Lía y Oscar fueron el refugiode esta reunión donde todos los temas de actualidad eran analizados a profundidad. Fácil entender que casi siempre se formaban dos grupos, atendiendo las preferencias ideológicas. Casi siempre Bernardo Trujillo, Evelio Ramírez, Ramón Elejalde, Armando Estrada Villa conformaban la tendencia más liberal de los asistentes y Guillermo Gaviria y Jesús Vallejo la tendencia opuesta. Los otros, algunos eran neutrales o asumían posiciones no siempre unidas a ideologías. Bueno es reconocerlo que en ocasiones los doctores Gaviria Echeverri y Vallejo Mejía, al igual que Estrada Villa y Guillermo Gaviria sostenían las más acres, amenas e ilustradas discusiones entre ellos. Siempre, absolutamente siempre, fue un evento de gran altura intelectual, donde se podía subir el tono de la argumentación, pero jamás el de la voz.

En julio del año 2002, a raíz del petardo que le fue puesto a la tertulia Hildebrando Giraldo Parra, en la cafetería diagonal a la Iglesia de San Joaquín, los asistentes a la residencia de Martha Lía optaron por solicitarle al doctor Guillermo Gaviria Echeverri que les sirviera de anfitrión en las instalaciones del periódico EL MUNDO, lugar más seguro por su cercanía a las instalaciones de la Cuarta Brigada. Allí continuamos las sesiones, siempre atendidos por la experticia culinaria y la orientación de Martha Lía.

Martha Lía fue integrante, por muchísimos años, del Comité Ideológico del Partido Liberal, concejal de la ciudad de Medellín y servidora pública de reconocidos quilates. 

Lástima las circunstancias que vive el país en razón del coronavirus, que no nos permitieron a muchos de los amigos acompañar a esta distinguida matrona en sus honras fúnebres. El Doctor Oscar Hernández, sus hijos y nietos saben del profundo amor, cariño y respeto que los antioqueños sentimos por esa valiosa mujer que lo acompañó en gran trayecto de la vida, la gran Martha Lía Giraldo. Paz en su tumba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *