La movilidad académica (EL MUNDO)

Trump contra el Mundo (El Mundo)
junio 3, 2017
¿De quién es Belén de Bajirá? (El Mundo)
junio 18, 2017

Por Ramón Elejalde Arbeláez

El Ministerio de Educación Nacional, viene exigiendo que las instituciones de educación superior implementen programas que permitan la movilidad nacional e internacional de sus programas y que ésta comprenda la movilidad de alumnos y docentes. En lo que respecta a lo internacional los programas se vienen acogiendo a la idea en forma lenta, por los obvios costos que para instituciones y personas ello implica.

En lo nacional y local la movilidad ha sido un poco más compleja. Rompiendo todas las prevenciones existentes, en el mes de marzo pasado y con el fin de ponerse en vigencia a partir del segundo semestre de este año, treinta y una instituciones de educación superior (Institución Educativa Esumer, Colegio Mayor de Antioquia, Tecnológico de Antioquia, Luis Amigó, Universidad Cooperativa de Colombia, Fundación Universitaria Autónoma de las Américas, Ceipa, Corporación Universitaria Lasallista, Fundación Universitaria María Cano, Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, Universidad Autónoma Latinoamericana, Unaula, Institución Universitaria Salazar y Herrera, ITM, Universidad Santo Tomás, Uniminuto, Institución Universitaria Pascual Bravo, Institución Universitaria de Envigado, Colegiatura, Institución Universitaria Marco Fidel Suárez, Universidad de San Buenaventura, Uniremington, Universidad Católica del Oriente, Institución Universitaria Escolme y Fundación Universitaria Bellas Artes, entre otras), suscribieron un acuerdo para crear el Programa Local de Movilidad Académica, Paloma, que les permitirá a los estudiantes de estos centros docentes cursar una o dos asignaturas en alguna de las otras.

El aspirante a esta movilidad debe cancelar su curso en la universidad de origen, tener un promedio de notas igual o superior a 3,5, ser admitido en el plantel anfitrión y correr con sus gastos de transporte y alimentación. Los centros docentes que suscribieron este convenio se comprometen a recibir, un mínimo de tres alumnos de otros planteles en cada semestre. Un estudiante no podrá cursar más de dos asignaturas durante el pregrado en esta modalidad.

Como podemos ver nuestros planteles universitarios buscan con este programa no solamente su fortalecimiento institucional, sino facilitar la interacción de sus alumnos, ampliar las opciones de internacionalización de los currículos, afianzar las relaciones interinstitucionales entre los suscriptores del convenio y fortalecer los procesos de movilidad académica nacionalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *