¿Cómo van los ministros? (EL MUNDO)

Reconocimientos (EL MUNDO)
marzo 31, 2013
¿Verdad o distracción? (EL MUNDO)
abril 14, 2013

Por: Ramón Elejalde Arbeláez

Por fuera y por dentro de la coalición de gobierno se escuchan muchas quejas sobre la presencia en el escenario nacional de algunos de los ministros del presidente Juan Manuel Santos.  Son notorios y dignos de resaltar los resultados de algunos de ellos y muy discretos los de otros.

Germán Vargas Lleras, ministro de Vivienda; Diego Molano, ministro de las Tecnologías; Sergio Díaz Granados de Comercio, Industria y Turismo; María Ángela Holguín de Relaciones Exteriores y Rafael Pardo, de Trabajo, son los destacados del gabinete.

Germán Vargas fue un gran ejecutor en el ministerio del Interior y de Justicia, y pasó al de Vivienda donde ha puesto en marcha el ambicioso programa de construir cien mil viviendas gratis para los más pobres. Muy a pesar del Uribismo, que no gusta de él, ha sido el ministro estrella, el ejecutor por naturaleza. Ha demostrado que conoce y sabe de política, pero también ha dejado en claro que es un gran administrador. Negarlo sería la suma torpeza.

De Diego Molano ya nos ocupamos en una columna anterior. Viene realizando una verdadera revolución tecnológica y educativa en todo el territorio nacional, especialmente en los lugares más apartados de nuestra geografía patria. De Sergio Díaz Granados hay que afirmar que viene cumpliendo una excelente tarea en la apertura de nuestra economía a otros mercados  y ha sido el padre de muchos tratados de libre comercio.

María Ángela Holguín le ha introducido seriedad y diplomacia al manejo de nuestras relaciones con el mundo, pero especialmente con nuestros vecinos, relaciones muy lastimadas durante los ocho años del gobierno Uribe Vélez. Su desafortunada frase antes del fallo de La Haya sobre el archipiélago de San Andrés y Providencia, no le resta reconocimiento. Opinión inoportuna, pero intrascendente para lo que allí sucedió. La gestión de Rafael Pardo es buena. Su propuesta de “último empleo” es positiva y con sus funcionarios ha logrado mantener paz laboral en un país tan convulsionado.

A Alejandro Gaviria, ministro de Salud, es imposible hacerle una justa evaluación. Se ha dedicado a buscar una salida al gravísimo problema que enfrenta el sistema de salud en Colombia, al borde del colapso definitivo y ha presentado dos proyectos de ley al Congreso, uno de su autoría y otro con su bendición, que nos dirán definitivamente si valió la pena su paso por el gobierno. Es persona seria, con formación profesional,  responsable y académico; su prueba de fuego fue contundente, lo que nos hace esperar confiados  en que va a lograr un buen resultado.

Con Juan Camilo Restrepo, ministro de Agricultura, no han sido justos los organizadores de los paros de cacaoteros, cafeteros y posiblemente de arroceros. Dudo que el presidente Santos le entregue su cabeza al doctor Álvaro Uribe.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha sometido al gobierno a un gran desgaste por el tema de las regalías. Fernando Carrillo y Juan Gabriel Uribe son funcionarios de quienes todos estamos esperando más; apenas comienzan, como los ministros de Justicia y Transporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *