Sobre la consulta Liberal. Implicaciones.

Indudable que Humberto de la Calle es una opción.
noviembre 5, 2017
Defender Derechos Humanos es un baldón?
noviembre 19, 2017

El partido Liberal realizará dentro de ocho días una consulta al pueblo, para seleccionar su candidato a la Presidencia de la República. Consulta muy criticada por sus altos costos ?cuarenta mil millones de pesos? que resultan llamativamente escandalosos frente a las penurias económicas que sufre el país.
Las consultas son mecanismos derivados de la C.N. de 1991 con el propósito de institucionalizar y democratizar los partidos políticos y de transformar nuestra democracia de meramente representativa en efectivamente participativa como lo era hasta entonces. La intención del constituyente fue señalar una misma fecha para que todos los partidos consultaran a sus bases las decisiones importantes y pudieran seleccionar mediante ese mecanismo democrático sus candidatos a dignidades o corporaciones públicas. Loable intención.
En cumplimiento de esas normas la Registraduría del Estado Civil señaló que la fecha para las consultas sería el próximo 19 de los corrientes y varios partidos, entre ellos el Liberal y el Centro Democrático anunciaron que acudirían al sistema para seleccionar sus candidatos presidenciales. Pocos días después, el C.D. manifestó su intención de no acudir a la consulta y en su reemplazo buscar otros mecanismos de selección de su aspirante presidencial. El liberalismo persistió en la idea.
Hoy, a ocho días de ese evento, resulta imposible desmontarlo, pues los costos de impresión de tarjetones, nombramiento de funcionarios y demás erogaciones, ya fueron causados. Es decir, estamos frente a una realidad donde cualquier decisión tiene las mismas consecuencias: gastar cuarenta mil millones de pesos.
Lo realmente preocupante será el resultado final del evento. La participación ciudadana será escasa por múltiples razones, entre las que señalo: 1) A este tipo de elecciones generalmente acuden pocos electores. 2) La frialdad y apatía existente en el partido Liberal es ciertamente alta.  3) La publicidad y la convocatoria del partido y de los candidatos es realmente muy pobre y mucha gente desconoce la realización de la consulta. 4) La crisis de confianza sobre los partidos políticos es absolutamente notoria y el liberalismo no es la excepción.
Cuando la opinión pública comience, en ocho días, a confrontar el costo de la consulta con los resultados de los mismos, los señalamientos contra el liberalismo serán mayores.
Entiendo que resultó difícil llegar a un acuerdo entre los dos precandidatos inscritos, por las “fortalezas” disímiles que presentan en campaña: mientras Humberto de la Calle afinca sus posibilidades en un voto de opinión y en organizaciones sociales, Juan Fernando Cristo confía en la organización del partido y en la fuerza parlamentaria. Una encuesta como solución para no hacer consulta era a todas luces benéfica para Humberto de la Calle y por eso Cristo no se allanó a ella.
Pueda ser, como dicen nuestras abuelas, que al partido Liberal no le resulte más costoso el caldo que los huevos.

1 Comment

  1. hernando toro rivas dice:

    Soy de la opinión de que esta consulta liberal es un derroche por los 40 mil millones y más de pesos que se gastarán en el evento; el que se traduce también en un derroche de vanidad y soberbia de los jefes del PARTIDO LIBERAL. Estoy de acuerdo con mi expatrón en la Notaría 3a de Medellín en lo que plantea. Ese es el presentimiento general. Y dicho por quién sí tiene autoridad moral y política para ello, es mucho más confiable el análisis.
    Con respecto a la consulta popular recuerdo, y lo digo como anécdota, que en un episodio similar, en Andes, yo fuí el más VOTADO en esas empíricas elecciones: 13 votos, que me reconocieron para ser el presidente del directorio liberal oficial y postulárseme a la alcaldía municipal. De manera que hay recuerdos que causan hilaridad y a otros consternación.
    En el CENTRO DEMOCRÁTICO votan quienes se hallen carnetizados, y se evitan estos prosopopeyas tan impopulares y costosas. Impopulares porque la militancia ya no les marcha. (13/11/17).

Responder a hernando toro rivas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *