Alcalde: a su oído con respeto (EL MUNDO)

Juicio y mucha prudencia (EL MUNDO)
febrero 21, 2016
¡Cuán distintos procederes! (EL MUNDO)
marzo 6, 2016

Por: Ramón Elejalde Arbeláez

Lejos de este articulista convertirse en opositor al alcalde Federico Gutiérrez, pero con todo respeto quiero poner de presente algunos hechos que me parecen le van a desdibujar, con el tiempo, la que promete ser una buena administración. Los habitantes de la ciudad tenemos puestas las esperanzas en que el señor burgomaestre continuará las buenas administraciones que ha disfrutado la Ciudad.

Gobernar con criterio eminentemente mediático, no es bueno. El administrador público debe asumir sus funciones con independencia de las redes sociales o los medios de comunicación. Nuestro alcalde lleva por los menos 6 años en campaña para llegar a serlo y parece que todavía siguiera en el rol de candidato. A finales de enero asesinaron a un hombre en el parque de Berrío por robarle el celular y  el alcalde trina “¡Seguridad ya, no más excusas!”. El 7 de enero anunció el alcalde que iba a elaborar el nuevo plan de seguridad, lo que generó gran expectativa, y que si tenían que amanecer haciéndolo, pues amanecerían. Al terminar el consejo de seguridad a las 2 de la tarde del día siguiente, declaró a los medios que había dado órdenes a los órganos de seguridad para que combatieran el crimen en forma eficiente. Ante el regreso de los habitantes de calle al sector de la plaza Minorista, dijo el alcalde a la prensa que había dado órdenes para que sus funcionarios resuelvan esa problemática, dando a entender que es un problema menor que no es del resorte del alcalde sino de sus subalternos. Dijo el alcalde el lunes pasado en el Concejo Municipal que Parques del Río Medellín tenía retrasos y que el inicio de la etapa 1-B se iba a postergar, lo que traerá sobrecostos justificados o no.

Lo que resulta evidente es que el alcalde no se ha apropiado de la principal obra pública que se ejecuta en la ciudad, pues no ha convocado el equipo interdisciplinario e interinstitucional que ordinariamente se reunía los miércoles a las 7 de la mañana con el alcalde para hacerle seguimiento a la obra. En fin, se pueden citar muchísimos casos en los cuales el acalde ha entregado el control de las obras a sus subalternos, lo que se refleja en un mayor caos vial, retrasos en las obras públicas, inseguridad. Pero además, el alcalde Federico Gutiérrez, sin medir sus palabras, da declaraciones que producen zozobra en la comunidad, con el único fin de generar solidaridad y apoyo mediático. En entrevista a Caracol Radio dice a las 9 de la noche que está avaluando suspender la operación del tranvía por problemas de seguridad vial, pero a las 6 de la mañana, cuando la gente de Buenos Aires y otros barrios del sector expresaron el descontento, aparece el alcalde diciendo que ya se habían superado las dificultades en reunión sostenida con el Metro. Nunca se supo cuáles fueron los problemas ni cómo o cuándo se solucionaron. ¿Pero qué necesidad tenía el alcalde de generar semejante caos?

No es raro que con frecuencia los gobernantes reciban amenazas y por eso deben ser protegidos con estrictos esquemas de seguridad; lo que sí es raro es que digan que han recibido amenazas. Nunca he escuchado al presidente Obama decir que ha sido amenazado y es el líder de un país que siempre tiene 2 o 3 guerras en el hemisferio, además de todos los temas internos del país más poderoso. Es lógico que los temas de seguridad no se divulguen frente a las cámaras sino que se traten en la discreción de los estamentos de seguridad del Estado, sin embargo el alcalde piensa otra cosas, con claros fines mediáticos. Obvio: Mi total rechazo a las amenazas.

Señor Alcalde: Medellín necesita que usted se apropie de los retos que le impone la Ciudad. Usted prescindió del administrador del proyecto Parques del Río, doctor Héctor Gómez, un técnico competente y después de un mes aún no ha sido reemplazado. Sin administrador las obras no tienen cómo avanzar y mucho menos avanzar bien.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *